Moviviento

Hay movimientos suaves y dulces que dejan tras ellos una estela indefinible de brisa.

Un moviviento es un ademán etéreo e inaprensible como el viento. Las bailarinas, las musas, los duendes, los enamorados y los artistas embelesan con sus movivivientos. Un moviviento es un visto y no visto, un trazo en el aire, un recuerdo tenue como un hechizo que nos hace sonreir y que, por mucho que lo intentemos, no podemos imitar.

Sueñuelo

Vivimos con el ansia de alcanzar los sueños propios, los deseos y mundos soñados. Pero ante nosotros se tejen a veces sueños que no son tales, que no nos pertenecen.

Un sueñuelo es un artificio urdido para hacernos creer que debemos perseguir lo que no deseamos. Señuelos de felicidad, gloria, bienestar o riqueza. Podemos llegar a interiorizarlos como propios; sin embargo, al perseguirlos nos encaminamos por sendas que benefician otros intereses. Quienes fabrican sueñuelos son parásitos que se sientan a esperar el fruto del esfuerzo que otros, a ciegas, llevan a cabo.

Prestilente

El hedor del poder se personifica en los tiranos.

Un Prestilente se unge de los intensos aromas de la democracia y la libertad, pero eso no oculta la penetrante pestilencia de su despotismo. Enriquece sus arcas y vacía el herario público. Engorda fuerzas oscuras y represoras mientras diezma los recursos sociales y poda de raíz el porvenir de generaciones. Entierra los disidentes y da alas a las criaturas más odiosas y carroñeras. Un Prestilente busca ser omnipresente y adorado, un fin que justifica todo medio.

Gofierno

Hace siglos que existen los sistemas de gobierno como forma de organización de los pueblos y naciones, pero no siempre esos gobiernos velan por el bien de los ciudadanos.

Un gofierno es un sistema de gobierno infernal para quienes los sufren. Gobernantes que se perpetúan en el poder para beneficio propio y tiranizan a su pueblo. Mentiras, engaños, miedo y coacción son sus poderes. Siembran la pobreza, arrasan con las libertades y aniquilan a quienes alzan la voz clamando justicia. El infierno del poder engendra monstruos, violencia y desolación. Los gofiernos son el presagio seguro de las guerras.

Testalento

Hay personas que dejan como herencia su conocimiento y su sabiduría.

Personajes cuya generosidad y grandeza les hace diferentes. Su testalento, el legado de su talento, nos hace mejores a todos, nos impulsa a explorar más allá de nuestras limitaciones y descubrir hasta dónde somos capaces de llegar. Gracias al testalento de muchas personas, insignes unas y otras anónimas, podemos ser los demás un poco más sabios.

Capitaleismo

El dinero provoca sacudidas, a veces brutales, en su afana de multiplicarse.

Un capitaleismo es un terremoto económico provocado por movimientos bruscos, incontrolados e imprevisibles en el epicentro de los sitemas financieros. Los capitaleismos no siempre pueden detectarse a tiempo y, por esa razón, movimientos capitalísmicos de gran magnitud ponen en jaque el ecosistema político y social en grandes territorios. Los efectos devastadores de los capitaleismos dejan insignes ruinas y grietas profundas que tardan mucho tiempo en restañarse.